Gabriela del Río: La primera impresión es la que cuenta

Viernes 5 de Mayo de 2017

Los comensales siempre llegan a nuestros restaurantes con muchas expectativas, con ganas de comer rico y por sobre todas las cosas, esperando que los sorprendamos. Por eso, hoy les propongo reflexionar sobre la “primera impresión”: cuando los clientes llegan a la mesa, se sientan, toman el menú, hacen su pedido y esperan. Para predisponer bien a los comensales y para tratar de calmar su ansiedad, aquí les traigo 4 recetas infalibles:

1) Aceitunas marinadas

Esta variante de aceitunas aporta un colorido y un sabor muy particular. Son muy fáciles de preparar y de almacenar. Las primeras van de regalo pero si el cliente las prefiere para llevar, se puede ofrecer una presentación con un lindo packaging.

Responsive image

Ingredientes:

500 g de aceitunas (verdes, negras o ambas)

30 g de miel

2 semillas de cardamomo

1 u de anís estrellado

1/4 de rama de canela

1/2 diente de ajo

3 g de jengibre

1/2 limón

5 ml de aceite de oliva

Procedimiento:

  1. Lavar las aceitunas para sacarles la salmuera.

  2. Calentar el aceite con todas las especias, el jengibre y el ajo.

  3. Agregar la miel junto con el limón en rodajas.

  4. Volcar la preparación sobre las aceitunas y cocinar hasta que las mismas queden tiernas.

  5. Guardarlas en frascos listas para servir.

2) Allus (bizcochitos de cerveza):

Esta es una receta lituana que me la enseñó mi amigo Vitaljus. Como verán, su procedimiento tiene una técnica que no es muy convencional ¡Les advierto que son adictivos!

Responsive image

Ingredientes:

250 g de manteca

550 g de harina

250 g de cerveza

C/n de aceite, pimentón, pimienta y sal.

Procedimiento:

  1. Preparar una masa lisa con la manteca, la harina y la cerveza. Estirar hasta que quede con 1/2 cm de espesor.

  2. Cortar tiras de 4 cm de ancho. Luego plegar por la mitad y cortar por 2cm.

  3. Cocinar en horno moderado (180°) hasta que las piezas queden tostadas.

  4. Al sacarlas del horno, colocar en un bol y agregar aceite, sal, pimienta y pimentón.

  5. Esperar a que se enfríen antes de comer.

3) Pochoclos

Pochoclos, pururú, palomitas, crispetas, pop-corn o como quieras llamarlos. Mas fácil que escribirlo es verlo. Los invito a ver el video de la preparación en mi canal de YouTube, en sus versiones saladas y dulces:


4) Dips

En mi heladera nunca faltan los dips porque son ideales para salir del paso.  En su versión clásica se pueden acompañar con un rico pan tostado. Sin embargo, para darle un toque fresco y diferente, pueden servirlos dentro de un shot de vidrio, junto con bastones crudos de apio y zanahorias. A todo esto, quisiera aclarar que para mi gusto…¡el pan con manteca no va más!

1) Hummus (pasta de garbanzos):

Ingredientes

½ kg de garbanzos (previamente cocidos)

Aceite de sésamo

1 cda de Tahini

2 dientes de ajo

Jugo de medio limón

Un pellizco de pimentón dulce

Una pizca de sal

Procedimiento

  1. Mixear los garbanzos junto con los dientes de ajo (sin piel) y la sal.

  2. Agregar el jugo de limón limón y el aceite de sésamo.

  3. Triturar hasta que obtener una mezcla semejante a un puré de consistencia cremosa.

2) Pasta de zanahorias o remolachas

Ingredientes

2 zanahorias o remolachas grandes cocidas

2 dientes de ajo

Cantidad generosa de aceite de oliva

1 puñado de nueces o de maní crudo pelado y sin sal

C/n de albahaca fresca

C/n de sal

Procedimiento

  1. Cocinar las verduras hasta que estén tiernas.

  2.  Mixearlas junto con todo el resto de los ingredientes.

3) Mayonesa casera de claras y hierbas frescas

Ingredientes

1 clara de huevo

C/n de aceite

1 cda de mostaza

1 cda de jugo de limón

1 pizca sal y pimienta

C/n de hierbas frescas como cilantro, albahaca u orégano

Procedimiento

Procesar todos los ingredientes, agregando el aceite en forma de hilo para que la emulsión espese.


Generic placeholder image

Gabriela

entiende a la pastelería como un arte. Con sentido estético y creativo, hace que su producto sea algo único y original. Desde hace 9 años, toda su impronta y experiencia la vuelca en Sabía que venías (y prepare un pastel), más que su restaurante, su segunda casa en Capilla del Monte, Córdoba