Conociendo a nuestros clientes: "Café Flor"

Viernes 12 de Octubre de 2018

Dos franceses radicados en Buenos Aires resignifican la modalidad del coworking con una cafetería de especialidad travestida de oficina compartida. En Café Flor la fantasía del freelancer por fin se hace realidad: paz, tranquilidad y buen café.

Responsive image

Detrás del vapor que escupe su reluciente Nuova Simonelli, Florian Urtizberea prepara los primeros espressos de la mañana. “Contamos con todas las herramientas de un espacio de coworking pero a eso le sumamos una buena propuesta de café”, señala con un inconfundible acento francés.

Junto con Bautista Cassez -socio y compatriota- tuvieron la aventurada idea de fundar el primer “Café Coworking” de Buenos Aires, en donde los clientes no tienen que pagar por lo que consumen sino por el tiempo que permanecen dentro del local (se abona por hora, media jornada o jornada completa).

Responsive image

En Café Flor, los visitantes tienen a disposición mesas con enchufes, cómodos sillones, una amplia sala de reuniones y, por supuesto, una excelente conexión de wifi. La estadia incluye café libre (un exquisito microlote nicaragüense) y un buffet autoservicio con variedad de frutas y snacks.

La propuesta resulta ideal para emprendedores, profesionales independientes y estudiantes universitarios en busca de un espacio agradable y silencioso en donde desarrollar sus actividades.

Responsive image

Oficinistas en el pasado y baristas en el presente, Florian y Bautista se han empeñado en construir una átmósfera acorde a los nuevos paradigmas laborales. “Hay cierta tendencia en nuestra generación que ahora se reniega a trabajar para las grandes empresas. Eso influyó en la manera en la que concebimos este proyecto”, advierten.

No cabe duda de que los espacios de coworking se han convertido en uno de los fenómenos urbanos más significativos de los últimos años. Sin embargo, cuando las fronteras de la oficina se confunden con las del hostel o el club social, ese enjambre colaborativo puede llegar a zumbar más fuerte de lo esperado. En Café Flor, por el contrario, esa armonía es tan medida como el aroma, el sabor y el cuerpo de su café de especialidad.

Café Flor

Thames 1824, Palermo (CABA)

Lunes a viernes de 09:30 a 20:00. Sábados de 11:30 a 20:00