Conociendo a nuestros clientes: "Extrawurst"

Miércoles 10 de Julio de 2019

¿Te puedo ofrecer una cerveza?”. La pregunta, aparentemente irracional para la media-tarde de un viernes, cobra sentido al levantar la mirada sobre las mesas de “Extrawurst”. Todavía parece demasiado tarde para almorzar y demasiado temprano para beber una pinta. Alrededor, sin embargo, ambas escenas conviven con total naturalidad.

Quien pregunta es André Kai Kalisch (berlinés) quien junto a Michael Schnirch, (nuremburgués) fundaron “Extrawurst”, un auténtico restaurante alemán que, tal como su nombre lo indica, le hace honor a una de las más grandes insignias de la cocina germana: las salchichas.

Responsive image

El local ubicado en el mítico Pasaje Tres Sargentos (un reducto de tranquilidad en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires) es en realidad la sucursal más reciente de “Extrawurst”, fundada luego del sorpresivo éxito que supuso su primer restaurante en el barrio de Constitución. Pero, ¿cómo es que esta dupla de inmigrantes alemanes llegó a conquistar a cientos de paladares habituados a las insulsas salchichas del supermercado?

De astrofísica y fútbol

El nacimiento de “Extrawurst” coincide con una sucesión de casualidades que parecieran desprenderse de un guión cinematográfico. La historia se remonta varios años atrás, cuando un licenciado en Ciencias Políticas alemán se tropezó con una astrofísica argentina durante sus vacaciones en Santiago de Chile. “Nos cruzamos, le pregunté por el camino, empezamos a charlar y al día siguiente ya éramos novios”. Así relata Michael el encuentro romántico que definiría su inexorable destino. “Es gracioso, ella se dedica a la astronomía y ahora yo me dedico a la gastronomía. ¡Casi lo mismo!”, dice entre risas.

Responsive image

Una vez asentado en Buenos Aires, su encuentro con André resultó igualmente fortuito. “Nos conocimos mirando fútbol en un bar”, recuerda. No es casual, entonces, que en la pantalla gigante de “Extrawurst” ahora estén transmitiendo un partido de la Copa Mundial Femenina de Fútbol. Tampoco es casual que un cliente alemán arroje un insulto al aire luego de que la selección de Inglaterra, su super-clásico rival, convierta el primer gol. “No importa, los tenemos de hijos hace como 40 años”, advierte Michael en un español claramente marcado por el glosario futbolístico local.

Las mil y una salchichas

André y Michael comenzaron a fabricar salchichas parrilleras tratando de replicar las recetas típicas de su Alemania natal. Intercalando los tiempos de producción con los horarios de sus trabajos formales, empezaron a participar en distintas ferias gastronómicas y eventos privados hasta alcanzar una muy buena reputación dentro de la comunidad alemana en Argentina. Así, poco tiempo después, ambos decidieron renunciar a sus trabajos para dedicarse de lleno a este nuevo emprendimiento.

A partir de allí nacieron las primeras Currywurst (salchichas de carne de cerdo condimentadas con curry, jengibre y ajo); las Pankower Bratwurst (salchichas de carne de cerdo y vaca condimentadas con mejorana, cebolla y especias); las Bier Bratwurst (salchichas de carne de cerdo marinadas en cerveza negra); las Hähnchen Bratwurst (salchichas de carne de pollo); las Reh Bratwurst (salchichas de carne de ciervo)…y la lista apenas comienza.

Responsive image

En Alemania cada pueblo tiene su propia salchicha”, señala Michael. “Es lo mismo que pasa con la música clásica. Gran parte de los exponentes eran alemanes porque cada conde tenía sus propios compositores para competir entre las distintas regiones”. La metáfora no suena tan descabellada luego de conocer la disputa histórica que mantienen entre Nuremberg y Ratisbona al ufanarse la invención de la primera Bratwurst del mundo.

Para los comensales más curiosos en “Extrawurst” ofrecen Wurtsplatten (tablas de degustación de salchichas), una opción ideal para probar un poco de todo. Todas ellas vienen acompañadas con Kartoffelsalat (ensalada de papa berlinesa), Nudelsalat (ensalada de pasta de Hamburgo), Krautsalat (ensalada de repollo); Sauerkraut (chucrut) y, cuándo no, una enorme cantidad de papas fritas y cervezas de distintos estilos.

Al margen de las salchichas, también se encuentran hamburguesas (de carne de cerdo, vaca, ciervo, pollo o pescado); Schintzels (milanesas de carne de cerdo al estilo vienés) y otros platos tradicionales como el Schweinegoulash (goulash con spätzle bávaro) o el Schweinshaxe (codillo de cerdo). En la carta de postres se destaca la receta original del Strudel de manzana de la abuela de Michael, el cual ya se ha ganado el corazón de varios funcionarios en las embajadas de Alemania y Austria.

Responsive image

Extrawurst” ofrece la posibilidad de probar una parte fundamental de la dieta tradicional alemana, sin la necesidad de tener que cruzar el océano. Eso, sumado a la ambientación del local, sus precios accesibles y la amabilidad de su personal, lo convierte en un lugar digno de conocer. Ahora sí, entonces, brindamos por ello: Prost!

Extrawurst

Tres Sargentos 427, Retiro (CABA)

Lunes a sábados de 12:00 a 00:00 hs. Domingos de 12:00 a 18:00 hs.